viernes, 20 de marzo de 2020

Un gran poder conlleva una gran responsabilidad


El escenario actual

El hito que ha marcado la pandemia del Coronavirus en el teletrabajo no tiene precedentes. Incluso las organizaciones que no habían admitido el trabajo a distancia se encuentran migrando (como pueden) a esta modalidad.

No todos los desafíos son tecnológicos

Las organizaciones deben enfrentar distintos desafíos tecnológicos para realizar teletrabajo seguro, pero eso es sólo una cara de la moneda.

Al permitir el trabajo a distancia, se está confiriendo a las personas un poder muy útil, que utilizado de manera incorrecta, puede ser muy peligroso para la seguridad de la información de la empresa. Se trata de la capacidad de trabajar con información sensible desde lugares remotos, en situaciones que escapan de nuestro control.

Aunque es posible aplicar diferentes medidas técnicas para resguardar la información en estos casos, ninguna de ellas será 100% efectiva por sí misma. Es indispensable entonces incluir al usuario en la estrategia de seguridad de teletrabajo, encarando de esta manera la seguridad del teletrabajo en capas de protección, siendo el usuario una de las más importantes.

Cómo lo logramos

La respuesta más común es indicar a los usuarios qué deben y qué no deben hacer mientras realizan teletrabajo, para así resguardar la información. Esto no sirve.

Hay una única manera de que una persona haga algo, y es que quiera hacerlo

¿Cómo logramos entonces que una persona quiera tener hábitos seguros?

Debemos darle motivos claros y métodos sencillos para tener comportamientos seguros.

Debemos contarle a qué peligros se enfrenta, de qué manera puede prevenirlos y, lo más importante, por qué le conviene saberlo. Es decir, todo debe apuntar a apreciar el punto de vista del usuario, alinear lo que a él le interesa con los objetivos organizacionales.

Debemos hacer énfasis en las ventajas que los comportamientos seguros en Internet tienen tanto a nivel personal como laboral y brindar ejemplos prácticos y concretos de la vida real.

Cierre

Teniendo en cuenta lo mencionado, podemos ver al Coronavirus como una oportunidad para convertir el área de seguridad en un área de valor para nuestros usuarios.

La concientización de usuarios en ciberseguridad, realizada desde este punto de vista, es una inversión transversal, que beneficia a todos los niveles de la organización y brinda resultados comprobables y mensurables a corto plazo.

0 comentarios:

Publicar un comentario